jueves, 27 de marzo de 2008

IMPORTANCIA DE LAS RAZAS CRIOLLAS





El ganado criollo colombiano, para las condiciones restrictivas del trópico, posee índices apropiados de crecimiento, reproducción, supervivencia; que por sus características de rusticidad, tolerancia al calor, resistencia a ectoparásitos, gran habilidad de combinación, producción de heterosis en cruzamiento con CEBÚ Y RAZAS DE ORIGEN EUROPEO, es el complemento apropiado para proveer una producción eficiente, flexible, sostenible y competitiva en las explotaciones pecuarias existentes en el amplio rango de agro ecosistemas de trópico cálido.
En el uso del cruzamiento ha sido demostrado el efecto benéfico por muchos productores de ganaderías comerciales, que han entendido los beneficios biológicos y económicos de la heterosis y de la complementación de las debilidades y fortalezas de las diferentes razas. La persistencia de criterios empíricos y subjetivos de clasificación de animales vivos y de calidad de la carne, que desfavorecen la comercialización de los animales criollos y sus mestizos, ha desestimulado el desarrollo o incremento de planes de cruzamiento con la utilización de las razas criollas.
En comparación con el ganado Cebú, el más abundante en el país, las razas criollas tienen hasta 5 años más de vida reproductiva, la edad del primer parto es de hasta 6 meses menos y el intervalo entre partos es en promedio 70 días más corto. Por tener más de 500 años de presencia en el país, las razas criollas han demostrado una alta capacidad de adaptación a las condiciones agroecológicas de trópico, esto les permite producir carne, leche y trabajo en condiciones de estrés alimenticio.



ROMOSINUANO



BLANCO OREJINEGRO


SAN MARTINERO